Mueren madre e hijo tras inhalar monóxido de carbono

Policiales Escrito por  Miércoles, 01 Junio 2016 12:34 tamaño de la fuente disminuir el tamaño de la fuente aumentar tamaño de la fuente 0
Valora este artículo
(1 Voto)

Los cuerpos de ambos fueron encontrados el miércoles por otra familiar en una vivienda de calles 160 y 59. Los investigadores aún no confirmaron que fue lo que produjo la fuga del gas mortal.

Una mujer de 83 años de edad y su hijo de 59 murieron en la vivienda que compartían a causas de la inhalación de monóxido de carbono. El hecho ocurrió el pasado miércoles en una finca ubicada en calles 160 y 59.

Tras un llamado al número de emergencia 911, efectivos de la Estación Comunal de Policía llegaron al lugar –explicó el Comisario Inspector Oscar Martignone-. Allí pudieron constatar la veracidad de lo denunciado en cuanto a la presencia de los cuerpos sin vida de dos personas. La mujer, identificada como Rosa Ramona Rosales, y su hijo Víctor Ledo, residían allí, y según trascendió fue uno de los nietos de la víctima quien dio aviso a la policía.

Si bien desde un primer momento los investigadores manejaron como hipótesis más firme la inhalación de monóxido de carbono, recién el día viernes –una vez realizados los exámenes de autopsia- confirmaron las causas de la muerte.

Desde la Policía dejaron en claro en un comienzo que no se había percibido el faltante de elementos en la vivienda, ni desórdenes que pudieran conducir a otra posibilidad.

En cuanto a cuál fue el elemento que produjo la fuga del monóxido de carbono, por el momento no se informó de manera oficial. En la causa tomó intervención la Unidad Fiscal de Instrucción N° 2,  a cargo del Dr. Leandro Marchiegui.

El monóxido de carbono, también denominado óxido de carbono, gas carbonoso y anhídrido carbonoso (los dos últimos cada vez más en desuso), es un gas inodoro, incoloro y altamente tóxico. Puede causar la muerte cuando se respira en niveles elevados. Se produce por la combustión deficiente de sustancias como gas, gasolina, kerosen, carbón, petróleo, tabaco o madera. Las chimeneas, las calderas, los calentadores de agua o calefactores y los aparatos domésticos que queman combustible, como las estufas u hornallas de la cocina o los calentadores a queroseno, también pueden producirlo si no están funcionando bien. Los vehículos con el motor encendido también lo despiden. 

Visto 1687 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

Suscripción

Para recibir el Semanario envienos su suscripcióm a traves de correo, facilitándonos los datos. Y a la brevedad lo contactaremos. Tambien puede escribirnos en la sección contacto, por sugerencias, o lo que usted crea conveniente.

Twitter