17.7 C
Mercedes
martes, abril 23, 2024
spot_img

N°: 1707 | Propietario: Iribarne H. e Ibaldi C. S.H. Director: Iribarne Héctor Ruben Ricardo

Juan Ignacio Rayes

“Mi formación en Mercedes ha sido muy buena”

Por Fernando Pachiani

Es un joven ingeniero químico radicado en Barcelona, España, donde está haciendo un máster en negocios. Habló acerca de cómo es trabajar y estudiar en Europa y su proyecto de trabajo en Dubai.

Destino Europa

“Yo en realidad, como creo que le pasa a la mayoría de los mercedinos que siguen estudios universitarios, dejé la ciudad apenas me recibí de la secundaria. Primero me fui a estudiar a Buenos Aires, luego trabajé en el sur, y finalmente se dio la posibilidad de Europa como destino, y más precisamente Barcelona, a donde llegué para seguir estudiando. En definitiva ya hace más de 10 años que dejé la ciudad.

Seguí la carrera de Ingeniería Química. La comencé en el 2011 y la terminé en 2017.

Y como te decía antes de viajar al exterior, me fui a trabajar a Panamerican Energy, en Comodoro Rivadavia. Estuve allí un año exactamente.

Estuve trabajando en algo distinto, pero Ingeniería te da esa versatilidad y trabajaba como programador, y a fines de 2018 tuve una linda oferta desde Buenos Aires. Fue una decisión difícil dejar el sur porque me trataban super bien, me llevaba muy bien con los jefes, pero bueno. Volví y estuve trabajando dos años.

En ese tiempo volvía a Mercedes cada dos o tres meses. Era más complicado, pero bueno, siempre fui bastante inquieto y con ganas de conocer el mundo, y viendo que me podía manejar bien estando lejos de casa, me dije probemos fuera del país, y me vine a trabajar a Barcelona en el 2018” – señala.

Barcelona

“Te cuento que lo más común para los argentinos es llegar acá, establecerse e intentar aplicar. Yo tomé un poco más de riesgo y apliqué desde allá, desde Comodoro Rivadavia; apliqué a cincuenta, me contestaron dos nada más, y de esas dos por suerte, me dieron oferta laboral y me vine a trabajar a una de ellas ya confirmado.

La otra era en Holanda, se parecía mucho a lo que hacía en el sur de Argentina, pero yo quería probar algo distinto, fuera de la Ingeniería Química y así opté… Ahí estuve seis meses.

Luego comencé un máster, que se llama MBA (Maestría en Negocios) de dos años, durante los cuales no me permitió trabajar. Este Máster está bien rankeado y las empresas ya saben, y está todo muy estructurado el proceso de reclutamiento. Por ejemplo  en mi caso, yo apliqué a lo que es consultoría de estrategia, realicé las entrevistas correspondientes y hasta pasantías antes de continuar estudiando.

La pasantía la hice para una empresa global, también está en Buenos Aires, pero en medio oriente está creciendo muchísimo y si se da volvería a Dubai a trabajar.

Lo lindo de haber hecho  esto es que lo hacés con gente de distintas nacionalidades. Éramos alrededor de cuatrocientas personas haciendo el máster, de 60 países distintos. Yo quería un poco ese contacto, estuve viviendo con un chico australiano, otro de Nueva York y otro español, en un apartamento grande, en un barrio de Barcelona que alquilamos por supuesto, con cuatro habitaciones grandes, con un living, y una terraza”.

Conocer el mundo

“Exactamente, ese es mi sueño. Ese fue casi siempre el motor que me hizo mover, porque conseguir trabajos afuera, tener que interiorizarse con los procesos de reclutamiento necesita mucha motivación y en mi caso vino por ese lado, me gusta conocer gente de otros lugares, conocer ciudades, la verdad que estoy muy contento.

Igualmente la ciudad, lo que uno ha tenido que dejar se extraña y mucho. Se extraña la comida de la vieja, por ejemplo,  y pasar los fines de semana en la quinta. Pero bueno, voy a volver siempre que pueda. Está la familia, los amigos, y los perritos.

Extraño mucho los sábados, juntarme con mis amigos, a tomar algo, a jugar a las cartas, pero bueno también concentrado en mis cosas y sabiendo que ya voy a encontrarme con todos.

En Mercedes crecí y me formé y eso no se olvida. Estudié en el Colegio Parroquial. Ingresé a los 3 años y terminé a los 18. Muy lindos recuerdos de Parroquial, ahí seguí la orientación Humanidades, pero yo sabía que lo que a mí me gustaba era la parte de Naturales, así que ni bien pude, me pasé…”

Y estoy super agradecido. La formación en Parroquial fue muy buena, desafiante también y  además lo complementé, porque mis padres siempre me mandaron a estudiar inglés aparte, y esa fue otra habilidad clave. Hoy saber inglés es casi más importante que la carrera para poder adaptarse.

Y para aquellos jóvenes que tienen también ganas de conocer el mundo, trabajar fuera del país, etc. les diría que hoy en día está muy abierto el mundo, hay muchas opciones, es barato viajar porque tenes hostels, low cost aquí en Europa. Yo diría que si tenés ganas de intentarlo, lo hagas, intentar buscar el trabajo acá, ver si te gusta y si es así, quedarte.

Dificultades vas a tener que sobrellevar todo el tiempo, que no te contesten las empresas, que empieces un proceso de “recluting” y te digan que no, no encontrar un apartamento;  pero si tenés el empuje, se puede lograr.

En lo personal, cuando viajé en 2018, vine como a sacarme esas ganas de estar en Europa y saber qué era eso de vivir aquí. Estuve seis meses, apareció la oportunidad de trabajar en Buenos Aires… por eso digo si tenés las ganas, hacelo, sabiendo que Buenos Aires siempre te va a estar esperando” – concluye.

Articulos relacionados

DEJA UNA RESPUESTA

Pone tu comentario
introduzca su nombre

- Advertisement -spot_img

Últimos articulos