23.5 C
Mercedes
lunes, abril 15, 2024
spot_img

N°: 1707 | Propietario: Iribarne H. e Ibaldi C. S.H. Director: Iribarne Héctor Ruben Ricardo

Colegio de Abogados: Con gran respuesta del público, finalizó el Ciclo de Cine Italiano

Organizado por la Comisión de Extensión Socio-Cultural del CADJMercedes, se proyectaron películas clásicas durante los meses de septiembre, octubre y noviembre. Para hacer un balance del ciclo, y comentar algunos temas de actualidad de la industria cinematográfica, charlamos con el coordinador del ciclo, el especialista Carlos María Dieuzeide.

¿Cuál fue tu inspiración para ofrecer este ciclo de cine en nuestra ciudad?

Desde hace tiempo que dicto ciclos de cine en distintos espacios. El ciclo de cine italiano surgió a pedido de la Asociación Dante Alighieri de Chacabuco, donde lo dicto desde 2019.

Vine a vivir a Mercedes a fines de 2019 y tenía idea de ofrecer algún ciclo de cine en la ciudad. La pandemia postergó todos los proyectos.

Yo sabía que en el Colegio de Abogados había funcionado durante muchos años un Cine Club con mucho éxito de público. Mercedes es una ciudad con una amplia tradición artístico-cultural y especialmente cinéfila. Presenté el proyecto en el Colegio y fue recibido con mucho entusiasmo. En cuanto al cine italiano en particular, estoy convencido que es un cine que es indispensable conocer dado el enorme aporte que hizo a la historia del arte de la imagen en movimiento.

¿Cuál fue el criterio para la selección de las películas?

En cuanto a la selección de las películas, traté de hacer un breve resumen de la etapa más fructífera del cine italiano, que fue la época de posguerra. Es en ese momento que surge el neorrealismo italiano, una fuente de inspiración para el arte cinematográfico mundial. Si bien no todas las películas que se proyectaron se corresponden fehacientemente con el neorrealismo, en todas se puede percibir ese modo de filmar, de ocuparse de temáticas que hacen a la vida cotidiana de la gente “común”, lejos del estrellato que en ese momento proponía el cine de Hollywood.

Directores como Roberto Rossellini, Federico Fellini, Vittorio De Sica, Pietro Germi y Ettore Scola, realizadores de las películas que proyectamos en el ciclo, han sido los grandes maestros de la etapa a la que hago mención más arriba. Por supuesto hay muchos más, pero la duración del ciclo no permitió programar más que esas películas.

¿Se cumplieron tus objetivos?

Mis objetivos fueron ampliamente superados. La cordialidad de las autoridades y personal del CADJMercedes fue increíble. Y, como dije en varias oportunidades durante el desarrollo del ciclo, contar con una sala como la que ofrece el Salón de actos es un verdadero lujo que no es fácil de encontrar en las ciudades del interior. El sistema de proyección con que cuenta, el tamaño de la pantalla, el sonido impecable, la comodidad del lugar, son elementos que colaboraron a que quienes asistieron al ciclo se sintieran más que satisfechos. Era como estar en un cine. Y eso es muy importante a la hora de disfrutar del arte cinematográfico.

¿Cómo fue la respuesta del público?

La respuesta del público fue impresionante. El salón de actos del Colegio cuenta con una capacidad de, creo, cerca de 90 lugares y en todos los encuentros estuvo prácticamente lleno. Creo que ello obedece a esa tradición cinéfila que tiene Mercedes y a la costumbre de que ese espacio haya albergado durante tanto tiempo el Cine Club.

Fue muy grato y reconfortante el intercambio que se dio después de cada proyección, así como los comentarios respecto de la calidad del ciclo.

En la actualidad, ¿cómo convive la experiencia de ver cine en la pantalla grande con

las plataformas de streaming?

Creo que en ese sentido hay una cuestión de tipo generacional. Para quienes vivimos la etapa del cine como espacio colectivo de entretenimiento y encuentro social (que era lo que ocurría en las ciudades del interior generalmente) el hecho de “ver cine en el cine” es una tradición que siempre es placentera. Como siempre digo, esa “liturgia laica” que implicaba ir al cine era una experiencia más que gratificante.

Hoy esa concepción se ha modificado sustancialmente. El cine en casa, el cine de las plataformas de streaming es una experiencia solitaria o bien familiar o de grupos escasos. Por un lado, soy un convencido que el cine es para ver en pantalla grande, desde su creación se pensó para ser proyectado de ese modo. Y, por otro lado, aún hoy los directores siguen filmando de esa manera. Otro inconveniente es que en las plataformas de streaming algunas películas son difíciles de encontrar, si no imposible.

La idea de este ciclo fue, además, poner a disposición del público películas que no son actualmente comercializadas.

Pero hay que reconocer que las nuevas generaciones conocieron o están conociendo el cine a través de las plataformas, y es una manera distinta de apreciar el arte. Bienvenida sea.

Fuente: Prensa CADJMercedes

Articulos relacionados

DEJA UNA RESPUESTA

Pone tu comentario
introduzca su nombre

- Advertisement -spot_img

Últimos articulos