17.7 C
Mercedes
martes, abril 23, 2024
spot_img

N°: 1707 | Propietario: Iribarne H. e Ibaldi C. S.H. Director: Iribarne Héctor Ruben Ricardo

Juan Luis Mancini ya es Intendente de los suipachenses

El domingo 10 de octubre, en un día histórico, al cumplirse 40 años de la recuperación de la democracia en el país, otro hito en nuestra historia pueblerina se cumplía al asumir un nuevo intendente proclamado por el voto popular en las elecciones del 22 de octubre.

Con un muy buen marco de vecinos, frente al municipio se armó el salón deliberativo a cielo abierto para desarrollar una jornada histórica en un día histórico para la democracia, a 40 años de haberla recuperado. Volvió a la conducción de los actos oficiales Lucho Morales y se vio en acción al equipo de prensa y protocolo del que ya comentaremos en próxima edición así como el gabinete que completó Mancini la semana pasada.

Primero juraron las consejeras escolares electas, se conformó el cuerpo y las salientes rindieron cuentas. Luego los ediles para luego en la voz del concejal  Walter Gallo dar a conocer y votarse por unanimidad y consenso los principales cargos; Belén Morales presidenta, Daiana Hainze, vice 1ra (y presidente de su bloque) ambas del partido triunfante Unidos y vicepresidente 2da Silvia Braghi de Juntos.

Hubo reconocimientos a los concejales salientes entre ellos Walter Ochoa, que ocupará Defensa Civil, un extrapartidario convocado por Mancini.

El Intendente esperó en el que será su despacho a ser convocado junto a su esposa e hijos y aclamado prestó juramento para dar de inmediato lectura a su discurso que transcribimos a continuación.  

“Estoy acá, ante a ustedes y mirando de frente a la comunidad, y con total humildad, a 40 años de la recuperación de la democracia, para asumir mi compromiso de gestión, que la comunidad de Suipacha me encomendó por los próximos 4 años” – expresó Mancini en sus redes.

“Gracias por acompañarme, una nueva gestión de gobierno municipal inicia, con el entusiasmo e impulso de una generación que veníamos buscando la oportunidad de devolverle a la comunidad todo lo bueno que nos dio, pero también, con agendas nuevas y  nuevos métodos de trabajo, con la capacidad de dejarse ayudar, de incluir a quienes tienen mayor trayectoria y experiencia, y fundamentalmente abrirse a la comunidad, a escuchar y planificar en conjunto”.

Discurso inaugural de mandato

Muchas gracias, y muy buenas tardes a todos y todas. Autoridades municipales, educativas, fuerzas de seguridad, bomberos, instituciones intermedias, autoridades religiosas, veteranos de Malvinas, amigos, amigas, vecinos y vecinas, familia y pueblo de Suipacha:

Son pocos los discursos inaugurales que son recordados a lo largo del tiempo, y  sinceramente, no es una virtud mía la capacidad de oratoria. Pero estoy acá, ante a ustedes y mirando de frente a la comunidad, y con total humildad, a 40 años de la recuperación de la democracia, para asumir mi compromiso de gestión, que la comunidad de Suipacha me encomendó por los próximos 4 años.

Quiero empezar remarcando cual es el resultado esperado de gestión y al que va a tender cada incitativa y política pública que iremos poniendo en marcha:

Queremos lograr y consolidar en Suipacha y General Rivas “Un pueblo unido que sea capaz de brindarle a cada vecino y vecina su oportunidad de desarrollo”.

Logramos en el tiempo conformar equipos de trabajo con base en la idoneidad de sus integrantes y en su voluntad de involucrarse, sincera y honestamente, en causas que buscan mejorar la calidad de vida y las oportunidades que merecen nuestro vecinos y vecinas. De ellos surgen funcionarios y funcionarias, dispuestos a trabajar incansablemente buscando que su tarea sea de utilidad y atienda las demandas de nuestro pueblo. Además, conformamos un equipo de gobierno donde nos vamos a exigir constantemente: Responsabilidad, esfuerzo, humildad, honestidad, visión de futuro, método y aprecio por la función pública y hacia nuestra comunidad.

Sabemos que nos encontramos con una compleja situación económica financiera en la municipalidad:

  • Deuda con proveedores.
  • Caída abrupta y constante durante los últimos 5 años del Coeficiente Único de Distribución (CUD), que es el que define cuales son nuestros ingresos por coparticipación. Fondos que envía la provincia y de libre disponibilidad para hacer frente a los compromisos asumidos.
  • Estos fondos además, en constante caída, a raíz de la falta de estadísticas de la gestión saliente, representan el 85% de los recursos de la comunidad.
  • Y una masa salarial que representa el 70% del presupuesto municipal. Sin contar los contratados y los vecinos y vecinas que se encuentran brindando servicios a la municipalidad bajo la modalidad del Programa de Entrenamiento Ocupacional (PEO).

Pero también, deudas e ineficiencias con nuestro pueblo que provocan bronca, angustia y deslegitimación del rol del Estado Municipal en la comunidad.

Clara muestra de esto son el resultado de las elecciones donde una mayoría nos eligió por sobre la continuidad de una forma de gestión.

Frente a esta realidad descripta, acuciante, no vinimos ni hacer un mar de lágrimas ni a buscar constantemente excusas. Nuestros vecinos y nuestra vecinas nos eligieron para que nos hagamos cargo del rol y la responsabilidad para el que, libre y de forma consciente, nos propusimos. Para que comencemos un gobierno distinto, para iniciar un camino que sea capaz de ofrecerle días mejores al conjunto de nuestra comunidad.

Para esta tarea, no existen ni nombres ni apellidos milagrosos. Consciente de esto, quiero ser un intendente que convoque y que se deje ayudar en la búsqueda del bien común y de las mejores decisiones que tiendan a mejorar la vida a nuestro pueblo.

Tenemos mucho trabajo por delante. Soy un convencido de que vivir en comunidad es primordial. La cual te ayuda a crecer y muchas veces vivir en comunidad te salva y ayuda a superarse, y que esto tiene que ser es un círculo virtuoso.

En potenciar nuestras capacidades de organización, de desarrollo y de contención está nuestro desafío, es hacia donde tenemos que volcar nuestra energía, nuestra capacidad de trabajo y nuestra vocación de servicio. Para lograr que en Suipacha y Rivas podamos vivir bien.

En esta oportunidad que tengo de inicio de gestión quiero agradecer; a mi familia por el acompañamiento y por el amor, que junto a mis amigos y compañeros y compañeras, me dieron las palabras de aliento y me recordaron, cuando fue necesario, cuáles eran las ilusiones y la vocación por la que busque sumarme a la militancia política. Estoy sentado acá, gracias al trabajo, generosidad y vocación de servicios de ustedes. Confianza, cariño y apoyo que voy a honrar manteniendo viva esa llama, ese primer llamado a desarrollar una vocación de servicio, de que hay un otro que importa, que no se puede ser feliz en la individualidad, que hay un proyecto que es colectivo y que los logros también lo son.

Y le quiero agradecer a la comunidad ésta oportunidad, la confianza que nos han dado para gobernar los destinos de la ciudad por los próximos 4 años. Dije, en muchas ocasiones, que mucha gente no se equivoca, y a nosotros nos votaron muchos vecinos y vecinas, pero también tantos otros no nos votaron. Construir una mayoría sirve para ganar elecciones y ganar elecciones sirven para mejorarle la vida al conjunto de nuestra comunidad, nos haya o no votado. Tenemos que tener la capacidad de comprender al conjunto de las demandas y de las expectativas e ilusiones de nuestro pueblo y trabajar a conciencia para ser un buen gobierno, que represente a la comunidad toda y el bien común. Por esto, quiero invitar a todos los vecinos de nuestro querido pueblo a acompañarnos desde una postura crítica, pero constructiva. Somos hombres y mujeres comprometidos, de ideales y valores, pero fundamentalmente abiertos al diálogo sincero, a incorporar el disenso y que primen los argumentos y la preponderancia del esfuerzo, el trabajo y la visión de un futuro mejor para el conjunto de la comunidad.

Confío mucho en Suipacha, en lo personal me ha dado todo lo bueno que tengo, y que me hace feliz. Sé que tenemos la capacidad para superar nuestros problemas estructurales y cotidianos. Que tenemos la capacidad de desarrollar las herramientas que nos permitan convertir sueños y anhelos en realidad efectiva. Sé que Suipacha se constituye de vecinos y vecinas de buena fe y de bien, dispuestos a contribuir en la construcción de una sociedad mejor, más justa, más equitativa y de oportunidades.

Asumo frente a ustedes mi compromiso de trabajo y de ponerle el cuerpo a todo lo que la comunidad nos demanda en este tiempo marcado de incertidumbres y de problemas que no hemos tenido la capacidad de resolver.

Una nueva gestión de gobierno municipal inicia, con el entusiasmo e impulso de una generación que veníamos buscando la oportunidad de devolverle a la comunidad todo lo bueno que nos dio, pero también, con agendas nuevas y  nuevos métodos de trabajo, con la capacidad de dejarse ayudar, de incluir a quienes tienen mayor trayectoria y experiencia, y fundamentalmente abrirse a la comunidad, a escuchar y planificar en conjunto.

Ésta tarea demanda, también, poner en valor el gran recurso humano que tiene nuestra administración municipal. Construir un municipio eficiente y con mayor capacidad de respuesta, se logra desarrollando un mejor ámbito laboral, haciendo parte al trabajador y la trabajadora municipal de los desafíos y de los reconocimientos.

Vamos a liderar este nuevo tiempo, esta nueva etapa, con humildad, responsabilidad, esfuerzo y honestidad, buscando siempre el bien común y una vida en comunidad que integre al conjunto de nuestros vecinos y vecinas.

Le pido a Dios, a mi vieja y a todos ustedes que me acompañen.

Muchas gracias.

Articulos relacionados

DEJA UNA RESPUESTA

Pone tu comentario
introduzca su nombre

- Advertisement -spot_img

Últimos articulos