21.6 C
Mercedes
lunes, abril 15, 2024
spot_img

N°: 1707 | Propietario: Iribarne H. e Ibaldi C. S.H. Director: Iribarne Héctor Ruben Ricardo

En el barrio Eva Duarte funciona un  consolidado proyecto de Cocina Solidaria

Tino Rodríguez y Alicia Ester Paiva, recuerdan cómo nació y cómo transcurrió hasta estos días la cocina solidaria en su barrio que es el Eva Duarte. La historia comienza durante otro tiempo difícil de nuestras vidas que fue precisamente la pandemia del COVID-19. Por entonces recordaron que su familia se vio muy afectada y para no sentirse solos, para estar acompañados, se comunicaban por video llamadas como tantos otros vecinos. En tanto un día la pastora Silvia Paiva de la Iglesia Metodista Libre, “pensó que ya que estábamos juntos podíamos orar. Así lo hicimos y poco a poco comenzamos a sentir cambios en nuestras vidas y la de nuestras familias”, confiesan. “Como a la mayoría de las personas uno de los temas que más nos duele es el hambre y así entre reuniones por WhatsApp y luego presenciales fue naciendo la idea de la Cocina Solidaria denominada «Por la familia»”, agregaron. Pensaron que el complemento ideal para la cocina era una huerta que además los alimentara en forma saludable. “Aprendimos que los sueños se piensan en grande y confiamos en que Cristo proveerá, si es su voluntad”, sostuvieron. Destacan que como el intendente Juan Ignacio Ustarroz habla siempre de sociedad organizada, “justamente de esto se trata, de organización, de amor al prójimo, de ser solidarios. Porque el pueblo mercedino lo es… Entonces hablamos con el señor intendente que apoyó nuestro proyecto, con la secretaria de Desarrollo Social Jorgelina Silva y nos proveyeron de elementos esenciales e insumos necesarios y comenzamos con una prueba piloto con pocas personas en el EPI (Espacio de Primera Infancia) o como todos lo llamamos «El jardincito» del Barrio Eva Duarte, inaugurado el año pasado, un espacio amplio, muy lindo”. Así comienza a funcionar la Cocina Solidaria “Por la familia”, una experiencia que intenta aunar voluntades para que nadie sufra las consecuencias de las situaciones sociales adversas. “Nuestro espacio es solidario, de respeto, de igualdad, compartido con personas con sentimientos e ideas diferentes, lo integramos personas adultas y gente muy joven, trabajamos con gran responsabilidad y reina la alegría, esto es lo maravilloso, cada uno es especial y único”, relatan. El proyecto que se afianza, significa que un grupo de personas cocinan juntas, reparten los alimentos “y si sabemos de alguien que no puede trabajar compartimos lo producido”. Destacan Tino y Alicia que “en nuestra cocina hay ejemplos de gran fortaleza interior, de personas con discapacidad, con poca movilidad que trabajan con entusiasmo”. El pasado 19 de enero fueron visitados por el director de las Iglesias Metodistas Libres en Argentina Rodrigo Rosado y Tania, su esposa, directora de ETI (Espacio Transformador de Iglesias). Después de muchas consultas y preguntas aprobaron el proyecto. “Vamos a recibir una ayuda importante: elementos que necesitamos e insumos para cocinar”, comentan con satisfacción. “Pensando en sociedad organizada, estamos dispuestos a reunirnos con personas de otros barrios para compartir este proyecto, nuestra organización, los acuerdos de convivencia que realizamos, entre otros detalles”, revelan.

Articulos relacionados

DEJA UNA RESPUESTA

Pone tu comentario
introduzca su nombre

- Advertisement -spot_img

Últimos articulos